fbpx Google+
Home » Salud » 7 Señales peligrosas de arterias obstruidas que a menudo ignoramos

7 Señales peligrosas de arterias obstruidas que a menudo ignoramos

Las personas erróneamente creen que las arterias bloqueadas son solo un problema de las personas mayores. Pero en muchos casos, cuando alcanzamos los 20 años, ya existen atascos dentro de nuestras arterias. Es por eso que muchas personas afectadas por esta enfermedad no entienden lo que está sucediendo hasta que es demasiado tarde. Es muy importante conocer los signos y mantenerse alerta para que puedas visitar al médico a tiempo.

1. Dolor en las pantorrillas, muslos o caderas

El dolor en las piernas durante actividades como caminar puede ser un signo de obstrucción de las arterias. Esto significa que tus extremidades no reciben suficiente flujo de sangre. Los síntomas pueden incluir dolor muscular o calambres en las piernas (o en los brazos). La ubicación del dolor depende de dónde se encuentre el coágulo o la arteria que ha reducido su tamaño.

2. Dolor de pecho

El dolor de pecho (o angina) es el resultado de la reducción del flujo de sangre al corazón. Se puede sentir como tensión, entumecimiento, pesadez o ardor. Las personas generalmente experimentan este síntoma cuando descansan porque se desencadena por el esfuerzo físico o emocional hecho con anterioridad. En algunos casos, las obstrucciones pueden ser tan graves que la angina puede indicar que una persona está teniendo un ataque al corazón.

3. Pérdida temporal de la visión de un lado

Las arterias carótidas abastecen nuestros ojos y nuestro cerebro con sangre. Si estas arterias se bloquean, el resultado es una pérdida temporal de la visión o una visión borrosa en el ojo del mismo lado. Un bloqueo completo conduce a un derrame cerebral. Por eso es muy importante estar consciente de este síntoma.

4. Dolor en la espalda baja

El dolor en la parte baja de la espalda es una señal seria que no debes ignorar. Cuando se reduce el flujo de sangre en nuestra espalda baja, los discos entre las vértebras se vuelven frágiles. Y esto lleva a los nervios pinchados dolorosos. Por lo general, es el primer síntoma entre las personas con arterias obstruidas: según un estudio, el 10% de las personas en los países desarrollados ya tienen bloqueos avanzados en la aorta abdominal a la temprana edad de 20 años.

5. Falta de aliento

Este síntoma se desarrolla cuando las arterias coronarias se dañan o se enferman. La gente lo experimenta porque su corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades de su cuerpo. Esta investigación sugiere que las personas a menudo no consideran que la dificultad para respirar sea un problema grave. Pero a veces puede ser el único signo de la presencia de una enfermedad grave coronaria que puede necesitar tratamiento.

6. Pies o manos frías

Los pies fríos pueden ser causados por la enfermedad vascular periférica (EVP). Este problema ocurre cuando las arterias que se han reducido, no dejan pasar el flujo normal de sangre a las extremidades. La mala cicatrización de las heridas o un pulso débil en los pies también son signos que deben ser revisados por un médico. Además, la presencia de EVP puede indicar que existe una enfermedad arterial más generalizada en el cuerpo que podría afectar el cerebro o el corazón y causar un derrame cerebral o un ataque cardíaco.

7. Fatiga y mareos

Según Harvard Health Publishing, la fatiga es menos común como un indicio de enfermedad arterial coronaria, pero puede suceder. Estos síntomas pueden desarrollarse como resultado de la reducción en los niveles de oxígeno debido a un flujo sanguíneo deficiente. El Comité de Médicos por una Medicina Responsable afirma que estos síntomas son más comunes entre las mujeres.

¿Qué aumenta el riesgo de arterias obstruidas?

Según el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, los factores que aumentan los niveles de riesgo son los siguientes:

  • Tener niveles de colesterol malo y niveles bajos de colesterol bueno. Esto sugiere niveles altos de colesterol malo y niveles bajos de colesterol bueno.
  • Tener presión arterial alta. La presión arterial no debe exceder de 140/90 mmHg.
  • Fumar. El fumar daña y tensa los vasos sanguíneos, aumenta los niveles de colesterol y aumenta la presión arterial. Más aún, no permite que llegue el suficiente oxígeno a los tejidos del cuerpo.
  • Tener sobrepeso u obesidad. Un índice de masa corporal entre 25 y 29,9 es considerado sobrepeso. Un índice más alto significa que es una persona obesa.

¿Alguna vez has revisado la proporción de colesterol malo y bueno en tu sangre? Si no, ¿lo harás después de leer este articulo? ¡Comparte este artículo con las personas que te importan!

Fuente: genial.guru

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*