Google+
Home » Consejos » 4 Trucos Para Relajar Los Músculos De La Espalda Para Dormir Como Un Bebé… ¡Querrás Hacerlo Todas La Noches!

4 Trucos Para Relajar Los Músculos De La Espalda Para Dormir Como Un Bebé… ¡Querrás Hacerlo Todas La Noches!

Muchas veces, por la vida cotidiana y ajetreada que se lleva, en ocasiones no es posible conseguir un merecido descanso durante la noche. Además, el dormir mal una noche puede garantizar no pasar un agradable, ni productivo día, el cual puede hacerte sentir irritante y con poco humor.

Esto sucede por el agobio, falta de movimiento en el día o pasar horas frente a una computadora en el trabajo, hacen que los músculos de la espalda estén rígidos lo que no te permite relajarte antes de dormir, por suerte hoy tenemos unos trucos sencillos y super efectivos para este tipo de problemas.

Cuando no se logra relajar el cuerpo como es debido, entonces, la noche se hace larga, ya que se pasa mucho tiempo dando vueltas en la cama, y el sueño se vuelve ligero casi que con cualquier ruido mínimo nos despertamos.

Por suerte, con estos trucos que pondrás en práctica antes de dormir conseguirás relajar tu espalda, siendo posible quedarte dormido de forma rápida y sobretodo dormir bien. Lo mejor es que puedes hacer estos ejercicios en cama, y son buenos para las personas con cualquier nivel de preparación física.

1. Piernas sobre la pared:

Con esta postura podrás lograr que las piernas y la espalda descansen, abre el pecho y deja llenar los pulmones de oxígeno antes de dormir.

De qué forma hacerlo:

  • Pon una almohada en orilla de la pared o bien la cabecera de tu cama.
  • Luego, acuéstate sobre ella, deja que los glúteos queden a la pared o bien la cabecera, y levanta las piernas sobre la pared.
  • Ahora, abre los brazos a los lados al igual que procura abrir el pecho. Relájate y respira.
  • Mantén esta postura por 1 a 2 minutos, finaliza bajando las piernas.

2. Postura de liberación del viento:

Esta postura, permite reducir la tensión de toda la columna vertebral, en especial la espalda baja y la cadera. Además, es posible mejorar el funcionamiento del intestino, siendo recomendable hacerla también por la mañana.

De qué forma hacerlo:

  • Acuéstate de espaldas y relájate, luego dobla las piernas.
  • Respira, estirando los brazos y sostén tus rodillas.
  • Ahora, expulsa el aire abrazando y pegando las piernas al vientre.
  • Respira con calma y concéntrate en el funcionamiento de tu diafragma. Al respirar, las piernas se apartan del cuerpo, y al espirar, se aproximan de nuevo. Hazlo durante 8 – 10 inhalaciones: más o menos 1 minuto.

3. Ejercicios de ondulación para los músculos profundos de la columna:

Este ejercicio ayuda a conseguir una mayor relajación de la espalda, ya que puedes llegar a los músculos más profundos de la columna, situados bajo las capas superiores. El ejercicio consiste de 2 pasos:

Paso № 1:

  • Ponte de espaldas y coloca unas toallas enrolladas bajo la espalda baja y el cuello.
  • Ahora, mueve los pies de un lado para otro, relajadamente, sin mucho esfuerzo, al mismo tiempo, mueve la cabeza para los lados sin hacer fuerza en el cuello y espalda.
  • Los movimientos pueden ser para el mismo lado o bien para lados opuestos, como te sientas mejor.
  • Asegúrate de relajarte y sentir la ola del movimiento por tu columna. Efectúa este ejercicio por 1 minuto.

Paso № 2:

  • Ponte boca abajo y coloca una almohada bajo la frente, luego estira los brazos a lo largo del cuerpo y apoya los dedos en la cama.
  • Luego, mueve los pies a los lados y siente la ola que se transmite a todo el cuerpo relajado. Efectúa estos movimientos por 1 minuto.

4. Shavasana

Si hace este ejercicio correctamente antes de dormir, dormirás como un bebé toda la noche.

De qué manera hacerlo:

  • Ponte de espaldas y abre las piernas sutilmente con las palmas de las manos mirando para arriba.
  • Ten bajo la cabeza y el cuello una toalla doblada o bien un extremo de la almohada.
  • Relaja el cuerpo poco a poco de abajo hasta llegar arriba, inicia por los dedos de los pies y termina en la coronilla.
  • Efectúa 20 ciclos de respiración, haciendo respiraciones más largas, hasta que dejes de supervisar, respira como desees.
  • Observaras que tus pensamientos pasan flotando mas no te aferres a ellos.
  • Sentirás poco a poco como se relaja el cuerpo completamente. Entonces, ya será hora de dormir.

Ahora, ya sabes de qué conseguir un descanso profundo toda la noche con estos ejercicios. ¡Pruébalo! y déjanos tus comentarios en nuestra página de Facebook. Gracias por visitarnos. ?

Los consejos de AprendeloTodo.com son sólo para fines informativos y educativos. AprendeloTodo.com no es un sustituto de consejos médicos profesionales, de diagnósticos o de tratamientos. Siempre consulta a tu médico con cualquier pregunta que puedas tener sobre una condición médica.

Si Te Resulto De Utilidad Esta Información Compártela Con Tu Familia Y Tus Amigos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*