fbpx Google+
Home » Consejos » 7 Mitos de las abuelas sobre la salud de los niños que vale la pena olvidar

7 Mitos de las abuelas sobre la salud de los niños que vale la pena olvidar

No cabe duda de que nuestras mamás y abuelas pueden compartir consejos muy sabios y valiosos en muchos ámbitos, ya que sobre sus hombros cargan una gran experiencia. Pero siempre, antes de recurrir a su experiencia, debes ponderar todas las ventajas y desventajas, principalmente si se trata de los niños.

1. Para bajar la temperatura del bebé, debes mantenerlo abrigado

Antes escuchábamos frecuentemente que para que la fiebre dejara dormir al bebé se debía mantenerlo bien abrigado. Pero esto no se debe hacer, ya que la piel regula de una manera más eficaz el intercambio de calor. Si el bebé se encuentra muy bien abrigado, entonces la temperatura puede aumentar o simplemente no bajará.

Los doctores recomiendan:

  • Colocar en la frente del bebé un paño húmedo y frío;
  • Darle al bebé más líquidos a temperatura ambiente;
  • Ventilar las habitaciones;
  • Liberar al bebé de ropa con la cual su cuerpo no pueda enfriarse por sí solo.

2. No debes bañar al bebé cuando está enfermo

Antes se consideraba que bañar al bebé mientras estuviera enfermo estaba estrictamente prohibido, ya que después de esto se podría enfriar más y caer enfermo. Con el paso del tiempo, todo ha cambiado; los baños y los hogares se han vuelto más confortables.

Los médicos indican que es posible bañar al bebé mientras está enfermo, pero solo si la temperatura del cuerpo es menor a 37,5 ºC y no tiene ninguna enfermedad cutánea que sea contraproducente al bañarlo.

3. Para que el cabello del bebé se vuelva más grueso y denso se tiene que afeitar

La creencia generalizada indica que si el recién nacido tiene un cabello corto, entonces se necesita afeitar para que se vuelva más grueso y crezca más rápido.

Pero esto es un engaño: ni el cabello del recién nacido, ni el cabello de una persona adulta se vuelve más denso y grueso. El folículo piloso se encuentra a unos cuantos milímetros debajo de la superficie de la piel; todo lo que ocurra arriba de él no influirá de ninguna manera en su crecimiento. Pero, ¿por qué sigue vivo el mito? Una gran cantidad de dermatólogos lo explican por la diferencia de la textura del cabello sin afeitar y que ha sido afeitado, éste último parece más grueso, sin embargo, esto solo es un efecto visual.

4. Es mejor enseñar al bebé a ir al baño cuanto antes

¿Te aconsejan enseñar al bebé a ir al baño cuanto antes? No te apresures por escuchar tales recomendaciones. Cada bebé se desarrolla de manera individual, por eso si él se resiste, no quiere o tú mismo ves que no está listo, entonces no vale la pena forzarlo. Algunos niños están listos para ir al baño al año, otros solamente hasta los 2. Ambas variantes son normales ya que todos los niños son diferentes.

5. Las quemaduras se tienen que tratar con aceite

Este es un mito bastante establecido que muchos siguen sin cuestionamientos. ¿Por qué no se debe usar aceite en las quemaduras?

Al usar aceite en una quemadura, esta se cubrirá con una capa impenetrable que no dejará que la piel se enfríe y obstaculizará la penetración de sustancias medicinales en la piel que serán necesarias para curar la quemadura posteriormente. Esto significa que el aceite de la quemadura se tendrá que quitar de alguna forma y nuevamente se traumatizará la piel.

Los doctores recomiendan:

  • Colocar el lugar de la quemadura bajo agua tibia (no en fría, helada o hielo);
  • Tomar un analgésico;
  • En caso de tener, usar pomada contra quemaduras.

Posteriormente, se tiene que acudir a la clínica.

6. Durante el período de lactancia no se deben consumir productos de colores brillantes

Muchos aún están seguros de que si una madre joven consume algún producto brillante, por ejemplo, un tomate, el bebé necesariamente tendrá alergia a él. Pero desde hace tiempo se demostró que esto no es del todo así.

En una gran cantidad de niños no surge ningún tipo de problemas. La mamá puede comer prácticamente todo lo que ella quiera pero, por supuesto, en cantidades razonables. Si aun así es algo aterrador, entonces puedes intentar comer poquito y observar la reacción del bebé.

7. Los zurdos tienen que reentrenarse

En el pasado, en muchas familias se practicaba el reeducar a los niños que hacían todo con la mano izquierda. Pero, ¿era necesario hacer esto? ¿Suponía algún tipo de amenaza?

Resulta ser que no. Desde el momento de la aparición del bebé, él ya tiene una predeterminada mano dominante y, cuando queremos ir en contra de la naturaleza, las repercusiones en la mayoría de los casos no pasaban por alto. Puede disminuir la concentración y la capacidad de aprendizaje, cosas que son muy importantes para cada ser humano.

Y tú, ¿has utilizado alguno de estos consejos?

Fuente: genial.guru

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*