fbpx Google+
Home » Otros » 9 Cosas que las mujeres aman aunque nunca lo admitan

9 Cosas que las mujeres aman aunque nunca lo admitan

A veces las chicas son tan difíciles de entender. Porque su firme “sí” puede significar “no”, y su, a primera vista, tan seguro “no”, por el contrario, denotar consentimiento. Para entender las contradicciones y aprender a comprenderlas mejor, decidimos escarbar un poco en sus mentes.

1. “Cuando me miran”

Las mujeres amamos cuando la gente se voltea para mirarnos. Por ejemplo, cuando llevas tu vestido favorito, tienes un peinado perfecto y caminas toda tan segura de ti misma por la calle, y los hombres se dan vuelta para mirar una vez más lo hermosa que eres. Y hasta un silbido molesto o un “chist” desde la ventana de un automóvil hasta cierto punto nos gusta. Todo eso aumenta la autoestima y garantiza una sonrisa en el rostro.

2. “Cuando otras mujeres me envidian”

A ninguna de nosotras le gusta cuando otras mujeres miran a nuestro hombre. Inmediatamente se despierta un sentimiento de posesividad y celos. Pero, por otro lado, muy dentro nuestro, cada una de nosotras se regocija cuando ve miradas admiradas de otras mujeres. Dan ganas de acercarse, como si fueras pequeña, sacar la lengua y decir: “¡Sí, ese chico genial está conmigo!”.

3. “Cuando coquetean conmigo”

En la mayoría de las situaciones, las mujeres perciben el flirteo como un juego inofensivo. La sonrisa del simpático barista de una cafetería que está cerca de casa, el cumplido de un colega y otras tonterías que no obligan a nadie a nada, todo eso nos ayuda a sentirnos atractivas y nos sube el ánimo.

4. “Cuando pelean por mí”

Sí, cada una de nosotras le gritará a su novio que es un idiota por haberse metido en una pelea. Y argumentaremos apasionadamente que cualquier problema puede resolverse civilizadamente, sin usar los puños. Pero si de repente un hombre borracho comienza a molestarte, y tu hombre defiende tu honor, secretamente te gustará mucho. En esos momentos nos sentimos como en las películas: una bella frágil, que fue salvada por un verdadero superhéroe.

5. “Cuando un hombre no se preocupa por el dinero”

La mayoría podemos comprarnos solas un teléfono nuevo y pagar la cuenta en un restaurante. Pero esto no quita el hecho de que nos gusta cuando un hombre gana bien. Y el tema aquí no es en absoluto el dinero, el auto lujoso o un traje caro. Sino que los hombres financieramente libres se comportan de una manera muy diferente: son confiados, tranquilos y más independientes. Y sí, nos gusta que, por ejemplo, si nos quedamos hasta tarde en el trabajo, él llame a un taxi o venga a recogernos, en vez de decirnos que vayamos en metro para ahorrar dinero.

6. “Cuando consigo algo gratis”

A todos les gusta obtener algo gratis, sin importar el género. Y las mujeres definitivamente no son la excepción. Nos encanta recibir “cumplidos” sin cargo: un cóctel en un bar del “hombre de esa mesa” o descuentos en una tienda de comestibles para “¡semejante belleza!”, y no importa cómo se ve la persona que nos hace el regalo. Para nosotras, es solo otra forma de confirmar nuestro atractivo.

7. “Cuando un hombre se comporta de manera desafiante”

Los chicos malos siempre están de moda. Solo que con la edad una ya no se enamora del joven que fuma detrás de la escuela, sino del hombre que se comporta de una manera desafiante. Este tipo es una debilidad femenina universal. Nos gusta que no tenga miedo de dar el primer paso, que tenga confianza en sí mismo y en sus acciones. Para él no hay reglas, solo hay metas hacia las que está en camino.

8. “Cuando tengo dos pretendientes a la vez”

A decir verdad, a las chicas nos gusta cuando tenemos varios pretendientes a la vez. Y cuantos más sean, mejor. Y no tiene nada que ver con las relaciones románticas. Solo necesitamos saber que, además de nuestro hombre, les gustamos a muchos otros. Cuando una mujer siente admiración y escucha cumplidos, florece. Así es nuestra esencia.

9. “Cuando un hombre sigue las reglas de antes”

Estamos en el siglo XXI: no nos detenemos a ver quién entra al ascensor primero, y comemos hamburguesas con las manos, y no con cuchillo y tenedor. Pero a las mujeres todavía nos gustan esos hombres en extinción que tienen modales. Te abren la puerta, te acercan la silla en un restaurante y te ayudan a ponerte el abrigo. Son unas reglas pasadas de moda que te hacen sentir como una verdadera dama. Pero parece que es hora de poner a esta clase de hombres en el Libro Rojo, son muy raros en nuestro tiempo.

¿Estás de acuerdo con estos puntos?

Fuente:genial.guru

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*