fbpx Google+
Home » Consejos » Cómo conciliar el sueño en 10, 60 o 120 segundos

Cómo conciliar el sueño en 10, 60 o 120 segundos

Si alguna vez has pasado varias horas tratando de conciliar el sueño, es probable que formes parte del 30% de la población que sufre del insomnio secundario. La buena noticia es que la próxima vez podrás arreglarlo en segundos. Este tipo de insomnio suele ser el efecto de la ansiedad que te mantiene pensando en cosas que te preocupan y no dejan que te relajes y te quedes dormido. Tan pronto como aprendas a relajarte, podrás dormirte en un abrir y cerrar de ojos.

10 segundos: con esta técnica militar, atesorarás los últimos 10 segundos de tu día

A menos que un psicólogo o mago te hipnotice, es imposible que te acuestes en tu cama y te quedes dormido tan rápido, pero prometemos que los últimos 10 segundos de este método militar comprobado es todo lo que necesitas para que el truco funcione. Tienes que practicarlo sistemáticamente, con el tiempo verás que funciona:

  • Cierra los ojos, deja que tus ojos descansen en sus cuencas y relaja toda tu cara mientras respiras profundo y despacio.
  • Relájate y deja caer tu hombro y tu brazo a un lado de tu cuerpo. Comienza con el lado dominante, si eres zurdo, comienza con tu hombro izquierdo. Luego, haz lo mismo con el hombro y el brazo opuestos.
  • Relaja tu pecho respirando profundamente y tómate tu tiempo para exhalar.
  • Relaja tus piernas, muslos y pies. Comienza con tu lado dominante.
  • Mantén tu mente despejada y no pienses durante 10 segundos.
  • ¿Estas despierto? Intenta repetir “no pienses” otros 10 segundos.
  • En 10 segundos, deberías estar en la tierra de los sueños… zzz…

El ejercicio completo generalmente no toma más de 120 segundos, pero se dice que los últimos 10 segundos son la clave para quedarse dormido.

60 segundos: La técnica 4-7-8

Esta técnica es un ejercicio de respiración elaborado por el Dr. Andrew Weil. Este método se desarrolló de acuerdo con un pranayama (técnica de respiración de yoga) que ayuda a las personas a controlar su respiración y sus reacciones.

Si practicas este ejercicio todos los días, te ayudará a relajarte rápidamente, lo que hará que te sea más fácil conciliar el sueño, incluso en solo 60 segundos. Aquí lo tienes:

  • Primero separa tus labios y exhala completamente a través de tu boca.
  • Luego cierra tus labios e inhala silenciosamente por la nariz. Mientras haces esto, cuenta hasta 4.
  • Aguanta la respiración durante 7 segundos y relájate.
  • Luego exhala completamente haciendo un sonido de silbido durante 8 segundos.

60 segundos: Relajación muscular progresiva

Algunas personas también lo llaman relajación muscular profunda, pero los beneficios son los mismos: te duermes en cuestión de segundos. Consiste en tensar y relajar repetidamente los músculos. La técnica fue desarrollada por Edmund Jacobson en la década de 1930. Creía que la relajación física conduce a la calma mental. Déjanos guiarte.

  • Tensa los brazos durante 5 segundos. Luego relájate durante 10 segundos.
  • Tensa tu frente. Relájate.
  • Tensa tus ojos y mejillas. Relájate.
  • Tensa tu boca y mandíbula. Relájate.
  • Tensa tu cuello. Relájate.

Repite esta técnica con el resto de tu cuerpo hasta que incluso tus dedos estén relajados, es decir, si aún no estás dormido

120 segundos: trata de permanecer despierto

Se llama Intención Paradójica para el Insomnio, en pocas palabras, psicología inversa para las personas agotadas que no pueden dormir. Este método recomienda pensar y ordenar a sí mismo a mantenerse despierto. Reduce la ansiedad producida por el insomnio y la frustración de permanecer despierto, ayudándote a quedarse dormido más rápido.

120 segundos: Imagina un lugar tranquilo

Una razón común para tener problemas para dormir es la ansiedad. De acuerdo con la investigación, imaginar un ambiente pacífico y feliz puede distraerte de tus pensamientos e inquietudes, ayudándote a relajarte y quedarte dormido en solo un par de minutos.

120 segundos: Intenta enfriarte

La melatonina reduce ligeramente la temperatura de tu cuerpo cuando te estás quedando dormido. Durante el verano o incluso en invierno, si tu cuerpo no está lo suficientemente frío, puede ser que tengas dificultades para conciliar el sueño. Intenta abrir una ventana, cambiarte a un pijama más ligero y beber medio vaso de agua fría.

Bono

La falta de sueño puede llevar a numerosos problemas, como el riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión e incluso enfermedad coronaria del corazón, cuando las arterias retienen la grasa que causa una deficiente circulación sanguínea, como se muestra en la imagen de arriba. Es por eso que cuidar tu sueño es un buen hábito. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a dormir bien y conciliar el sueño más rápido:

  • Mantente alejado de las pantallas al menos media hora antes de irte a la cama.
  • Dúchate por la noche, te ayudará a relajarte y quedarte dormido más rápido.
  • Mantén tu habitación fresca, tu cuerpo necesita bajar su temperatura para que puedas dormir bien.
  • Lee antes de irte a la cama, te ayudará a sentirte cansado.
  • Si te despiertas en medio de la noche y tienes problemas para volver a dormir, no te quedes en tu cama. Levántate, ve a otra habitación y lee un poco. Pronto tendrás sueño.

¿Cuál de las técnicas vas a probar esta noche? ¡Comparte con nosotros el resultado en los comentarios a continuación!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*