Home Blog Page 4

¿Qué es esa aguda y punzante sensación que a veces sentimos en el pecho?

Todos hemos experimentado ese dolor punzante y agudo en la zona del corazón que apenas deja respirar. Aunque dura unos segundos, la molestia es suficiente para inmovilizar a las personas y, en algunos casos, causa angustia. A pesar de que es una condición muy común en los niños y en los jóvenes, pocas veces se habla de ella.

Síndrome de captura precordial

Ese es el nombre médico que recibe esa sensación aguda, que asusta porque algunos lo confunden con un problema del corazón; también es conocida como punzada de Texidor. Es un dolor que se localiza en el tórax y que ocurre en la parte delantera del corazón, por eso se le llama precordial (pre = antes, cordial = corazón). Por lo general, se presenta en los niños y en los jóvenes, aunque algunos adultos también lo experimentan con menos frecuencia que dicho grupo de personas.

Se trata de un dolor que ha sido descrito como “sentir que se clava una aguja en esa zona” o “como una puñalada”. Se presenta en estado de reposo, pero también después de una sesión moderada de ejercicio o esfuerzo físico.

¿Qué lo causa?

Si bien la sensación es muy molesta y está cerca del corazón, en realidad no significa que haya un problema con este órgano. Lo que ocurre es que la pleura (la membrana que recubre algunos órganos, como el diafragma) presiona o roza (y por lo tanto irrita) los nervios que están cerca de la caja torácica; es por eso que el dolor puede iniciar en las paredes del pecho o en el área de las costillas, incluso en estado de inactividad.

Una molestia angustiante

Como el Síndrome de Captura Precordial es más común en niños y adolescentes, es muy frecuente que las primeras veces que se presenta los papás acudan angustiados a que el pediatra revise a sus hijos. El motivo de alarma es el inexplicable y agudo dolor en la zona del corazón pues a los padres les provoca ansiedad la posibilidad de que se trate de un mal cardiaco o algo así de serio. Por lo tanto, el principal reto del médico es analizar los síntomas y revisar el historial del paciente para descartar que se trate de alguna afección en el corazón o de otro problema que requiera tratamiento.

Lo que ayuda

Aunque se trata de algo muy incómodo, el síndrome de captura precordial no es una emergencia médica. Tratar de respirar profundamente en ese momento es complicado, pero ayuda a que el dolor pase más rápido; eso sí, hay que tener en cuenta que algunas personas se pueden sentir mareadas por el esfuerzo de hiperventilar. Asimismo, es recomendable cambiar de posición, por ejemplo, enderezarse si se estaba encorvado, así como recibir masaje en la zona dolorida hasta que todo pase, lo cual toma alrededor de un minuto, por lo general. Considera que, como se trata de un suceso aislado sin causa aparente (porque puede ocurrir tanto si se está en reposo, como en movimiento), no hay manera de prevenirlo.

A menos que el dolor esté relacionado con una enfermedad seria, como bronquitis o asma, no hay razón para alarmarse. El síndrome de captura precordial suele desaparecer por sí solo cuando se llega alrededor de los 20 años de edad. No requiere tratamiento, aunque algunos doctores pueden recomendar un antiinflamatorio no esteroideo (AINES) para ayudar a calmar la molestia, pero no es estrictamente necesario. Sin embargo, si el dolor se vuelve demasiado frecuente, si la persona ha sido diagnosticada con un problema cardiaco o si se presenta junto con otros síntomas, conviene consultar al médico.

Detectar el origen

La punzada de la que ya hemos hablado suele causar preocupación porque hay otros malestares que también presentan el mismo tipo de dolor; algunos tienen un origen físico, pero otros son solo psicosomáticos, por lo que es necesario que el médico los evalúe para diferenciarlos. Los eventos que tienen en común un dolor en la zona del corazón incluyen: cuerpo extraño en vía aérea, hepatitis, aerofagia (tragar aire), ingestión accidental de liquidos cáusticos, bronquitis, neumonía o asma. Por otra parte, el dolor también suele ser parte de los síntomas psicosomáticos de ataque de pánico, síndrome de hiperventilación, reacción de conversión, ansiedad y /o depresión.

Es importante recordar que ante cualquier duda hay que acudir al médico porque ningún artículo de salud puede sustituir un diagnóstico completo realizado por un profesional.

¿Has experimentado el síndrome de captura precordial? ¿Hay alguna maniobra que te ayude a que pase pronto? Compártelo en los comentarios.

Fuente: Genial.guru

 

Cómo moldear tu cuerpo en casa con un entrenamiento de tan solo 20 minutos

Piernas hermosas, vientre plano y muslos firmes son el sueño de todas las chicas, y esta rutina de ejercicios lo hará realidad. Todas estamos muy ocupadas, pero este ejercicio solo requiere 20 minutos de tu tiempo, por lo que deberías buscar un rato libre en tu día superocupado. Y si practicas esta rutina diaria durante 4 semanas, el aspecto perfecto que lucirá la parte inferior de tu cuerpo será la recompensa. La clave del éxito es la constancia.

Este artículo trata sobre uno de los entrenamientos efectivos. Asegúrate de echar un vistazo al bono.

1. Sentadillas

Músculos que intervienen: cuádriceps, pantorrillas, isquiotibiales y espalda baja.

Cómo se ejecutan las sentadillas:

  • Coloca la barra en tus hombros, asegúrate de que no esté sobre tu cuello.
  • Coloca tus pies superando apenas el ancho de los hombros.
  • Siéntate, como si estuvieras sentado en una silla, manteniendo el pecho erguido y mirando hacia adelante.
  • Asegúrate de que tus rodillas no sobresalgan del nivel de los dedos del pie.
  • Vuelve a la posición inicial.
  • Haz 12 repeticiones.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

Nota: el uso de barra es opcional, también puedes trabajar con tu propio peso.

2. Plancha lateral con elevación de pierna

Músculos que intervienen: abdominales, glúteos y muslos externos.

Cómo se ejecuta la plancha lateral con elevación de piernas:

  • Colócate en la posición de la plancha lateral, descansando sobre tu codo o brazo estirado.
  • Levanta tu pierna superior a aproximadamente 45 grados.
  • Baja la pierna.
  • Repite 15 veces.
  • Cambia de lado y repite 15 veces con la otra pierna.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

3. Extensión de cadera

Músculos que intervienen: glúteos, cuádriceps, isquiotibiales y abdominales.

Cómo se ejecuta la extensión de cadera:

  • Apóyate en tus manos y rodillas.
  • Levanta la pierna derecha para que forme una línea recta que atraviese la cabeza y los dedos de los pies.
  • Baja tu pierna en la posición inicial.
  • Repite 15 veces con la pierna derecha.
  • Repite 15 veces con la pierna izquierda.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

Nota: asegúrate de que tus caderas se mantengan perpendiculares entre sí durante todo el ejercicio.

4. Extensión de cadera con rodilla doblada

Músculos que intervienen: glúteos, cuádriceps.

Cómo se ejecuta la extensión de cadera con rodilla doblada:

  • Apóyate en tus manos y rodillas.
  • Levanta la pierna derecha doblando la rodilla.
  • Baja tu pierna a la posición inicial.
  • Repite 15 veces con la pierna derecha.
  • Repite 15 veces con la pierna izquierda.
  • Completa 3 series, toma un descanso de 30 segundos entre ellas.

Nota: asegúrate de que tus caderas se mantengan perpendiculares entre sí durante todo el ejercicio.

5. Abdominales en V

Músculos que intervienen: abdominales superiores e inferiores, espalda baja, glúteos.

Cómo se ejecutan las abdominales en V:

  • Recuéstate sobre la espalda.
  • Pon tus manos sobre tu cabeza.
  • Levanta las piernas y toca tus pies con las manos.
  • Vuelve a la posición inicial.
  • Repite 12 veces.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

Nota: si es demasiado desafiante, haz abdominales en V levantando solo una pierna, alternando las dos.

6. Levantamiento de caderas

Músculos que intervienen: glúteos e isquiotibiales.

Cómo se ejecutan las elevaciones de cadera:

  • Acuéstate sobre tu espalda.
  • Dobla tus rodillas y coloca tus brazos a tu lado.
  • Levanta tu cuerpo apretando tus glúteos.
  • Vuelve a la posición inicial.
  • Repite 15 veces.

Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

7. Plancha con rodilla a codo

Músculos que intervienen: abdominales, glúteos e isquiotibiales.

Cómo se ejecuta la plancha con rodilla a codo:

  • Comienza desde la posición de plancha con los brazos estirados.
  • Tira tu rodilla derecha hacia tu codo derecho.
  • Vuelve a la posición inicial.
  • Repite 12 veces.
  • Repite el ejercicio con la rodilla izquierda.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.

Bono: flexiones de pared

Si todavía te queda un poco de energía después de este entrenamiento, finalízalo con flexiones de pared.

Músculos que intervienen: abdominales, brazos, hombros y pecho.

Cómo se ejecutan las flexiones de pared:

  • Colócate en la posición de flexiones contra la pared, manteniendo las manos alineadas con tus hombros.
  • Haz una flexión.
  • Repite 15 veces.
  • Completa 3 series, tomando un descanso de 30 segundos entre ellas.
  • Una vez que sientas que se está volviendo demasiado fácil, puedes aumentar la dificultad, simplemente apartando tus pies un poco más lejos de la pared.

¿Estás dispuesta a probar alguno de estos ejercicios? ¿O tienes, acaso, tu propio entrenamiento favorito que puede hacer milagros en la parte inferior del cuerpo? Comparte tu rutina de ejercicios con nosotros en la sección de comentarios.

Fuente: genial.guru

15 Formas de educar a tus hijos sin tener que prohibirles nada

En la mayoría de los casos, la palabra “no” está muy presente en la educación de los niños. Educar no es una tarea fácil, y, cuando se trata de tus hijos, deseas lo mejor para ellos, por lo que puedes llegar a exigirles demasiado o comenzar a prohibirles ciertas cosas, a veces, sin darte cuenta. La prohibición puede desatar algunos factores como falta de autoestima, dependencia, enojo y distanciamiento de los padres. En lugar de usar una negativa con tus hijos, podrías comenzar a sugerir otras cosas y explicar las consecuencias que ocasionarían con sus acciones o deseos. Así evitarás que la palabra pierda valor ante otras circunstancias y establecerás una mejor comunicación con tu pequeño.

Aquí algunas sugerencias que te pueden servir a la hora de negociar con los niños sin necesidad de usar palabras de negación.

1. Relación con sus hermanos o amigos

2. El cuidado de sus pertenencias

3. Disfrutar el tiempo en casa

4. Equilibrio en la alimentación

5. Responsabilidades y recompensas

6. Conciencia de enfermedades

7. La comida es para comerla

8. Trabajo en equipo

9. Horarios establecidos

10. Respeto por los animales

11. La importancia de la comunicación

12. Resolución de problemas

13. Precaución

14. Motivación para sus tareas

15. Seguridad

¿Qué piensas de usar el “no positivo” para educar a los hijos? ¿Agregarías otra manera de conversar con ellos a esta lista? Cuéntanos en la sección de comentarios.

 

Fuente: Genia.guru

Esto es lo que un apretón de manos puede decir sobre tu personalidad

Un apretón de manos es más que un simple saludo. Puede decir mucho sobre la confianza, la intención, el control, el miedo, la intimidación e incluso la falta de respeto de una persona hacia otra. Solo necesitas saber cómo leer este lenguaje corporal simple, pero informativo.

Las señales silenciosas como esta es muy interesante y útil, por lo que no podemos esperar para compartir la valiosa información que encontramos contigo.

1. Apretón de manos doble

Si la persona hace un apretón doble usando la segunda mano en la parte posterior de la del oponente es una señal de que está aceptando el dominio del otro, pero quiere tener una discusión. Está diciendo “hablemos de eso”, y muestra que el sujeto es honesto y está abierto a la comunicación. Sin embargo, si la segunda mano se coloca por encima de la del oponente, puede indicar falta de confianza, como una forma de defensa propia.

2. Apretón de manos dominante

Esta persona sacude la mano como un luchador, colocando la suya sobre la tuya. La palma de la mano orientada hacia abajo muestra dominio, y puede incluso considerarse agresiva. La persona está básicamente diciendo “soy el jefe, no me importa lo que pienses, y tendré la última palabra”. Girar la mano ligeramente hacia abajo es una señal agresiva que indica que el otro sujeto quiere tomar el control.

3. Apretón de manos sumiso

Cuando la palma de la mano mira hacia arriba de la otra, pudiera ser señal de un apretón sumiso. Este tipo proviene de personas tímidas o que se intimidan fácilmente, lo que significa que no son seguras y pueden ser dominadas sin dificultad. Si observas que permites que el pulgar del otro sujeto esté en la parte superior, podría ser buena idea trabajar en ese punto, porque parece ser que estás permitiendo que el otro tome el control.

4. El pez muerto

Si el apretón de manos es flojo y flexible como un pez muerto, esto revela una falta de compromiso, indiferencia e incluso hasta debilidad. Da la idea de que la persona pudiera someterse fácilmente. Sin embargo, ten en cuenta que, en algunos países (como los de África, por ejemplo), un suave apretón de manos es una forma educada de saludar a alguien, mientras que uno firme puede resultar ofensivo.

5. Un manojo de zanahorias

Cuando la persona aprieta tu mano pellizcándola entre sus dedos, el gesto indica pasividad. El sujeto prácticamente está diciendo “no me importaría menos”, y ni siquiera se molestará en mostrar sus intenciones y su carácter. Revela que la persona puede ser fácilmente manipulada. Sin embargo, también pudiera indicar que al oponente simplemente no le gusta el contacto físico.

¿Crees que podrías leer la personalidad y las intenciones de otra persona solo con su apretón de manos? ¿Estás listo para poner en práctica esta información? ¡Queremos saber qué opinas al respecto! Cuéntanos en la sección de comentarios.

5 plantas que provocaran una explosión de energía positiva en tu hogar

Las plantas son seres vivos muy especiales. Nos proveen de oxígeno, de alimento y nos llenan de belleza el ecosistema, además de que también vibran a niveles energéticos.

En esta nota podrás descubrir más acerca de la capacidad de las plantas y de sus beneficios. Así también cómo cuáles son las plantas que hacen más saludable a tu hogar y a las personas que viven en él.

Plantas más especiales para tener en tu hogar

En la naturaleza hay muchos seres vivos, en este caso hablaremos de las plantas: aquellos seres responsables de tanta vida y tanta belleza.

1. Menta

La menta es una planta muy particular. Es proveedora de capacidades muy interesantes, como su olor. Es una planta aromática con la que se puede hacer infusiones (como té, limonada, mate) y con la que se condimenta una gran cantidad de comidas.

Además de esto, la menta posee beneficios energéticos como la protección del hogar contra la envidia y la atracción de prosperidad económica para el mismo.

2. Romero

El romero es una planta muy bella estéticamente y es un buen aliado para el bienestar físico y mental de las personas. Ayuda a dormir bien y favorece en gran medida al estado de ánimo.

También es una planta aromática con la cual se puede cocinar muy a gusto. Su aroma es enriquecedor para cualquier plato o infusión. ¡Aprovéchalo!

3. Bambú

El bambú es de tallo alto muy prominente, y se cree que cada uno tiene un significado diferente: salud, amor, felicidad, amistad, riqueza, entre otras. Es una planta de mucha resistencia y con mucho potencial al crecimiento. Esto traerá prosperidad a tu hogar.

4. Krasula

La krasula es una planta de la familia de las crasas y es muy poderosa. Se cree que tiene la capacidad de restablecer el equilibrio, la paz y la armonía en el hogar.

La misma no necesita demasiados cuidados. Se recomienda tenerla cerca de la puerta del hogar y en el trabajo, pues tiene la capacidad de atraer beneficios económicos.

5. Lavanda

La lavanda es una planta aromática que simboliza la pureza. También ayuda a la relajación y a combatir los efectos del estrés. Es aconsejable tenerla en la habitación donde se duerme.

Además, es muy atractiva con flores violetas y despide un aroma que sentirás a distancia. Purifica el aire y lo adorna.

Las plantas son seres vivos puros y muy naturales. Sus reacciones y síntomas son claros y con estos secretos ahora también conoces sus beneficios. No dudes en tener plantas en cualquier lugar que te rodee; regala una planta, germina una semilla, planta un árbol. ¡Todo esto traerá vida y prosperidad!

Fuente: Positivomundo

Confirmado: Enojarte te hace engordar y un nutriólogo explica por qué

Los responsables de ello son dos hormonas que se liberan cuando se está angustiado o de mal humor.

Sabemos que el mal humor es responsable de numerosas complicaciones de salud. Algunas son tan graves como alteraciones en el ritmo cardíaco y otras son tan notorias como el envejecimiento prematuro y la generación temprana de líneas de expresión.

Ahora, una nueva investigación asegura que enojarte con frecuencia no solo desmejora la salud, sino que también te hace ganar peso.

Según comenta a medios especializados el nutriólogo, Juan Manuel Romero Villa, el responsable de que las dietas y ejercicios no hagan efecto cuando deseas perder algunos kilos podría ser tu carácter y los cambios de humor.

¿Por qué sucede?

Tal y como lo explica Romero, los responsables de ello son la adrenalina y el cortisol, sustancias que se segregan en el organismo cuando se está de mal humor.

La constante segregación de dichos componentes produce una inflamación que a su vez impide que las células puedan liberar energía. ¿Y recuerdas qué pasa cuando no se libera la energía suficiente acumulada por el organismo? Sí, empezamos a acumular más grasa y peso del deseado.

Así que limpia tus chacras, enciende incienso en tu oficina, y tómate cada situación de la vida con más calma de lo usual. Porque no querrás que algo tan incómodo como el mal humor, sea además ahora el responsable de esos kilos de más.

Fuente: i24mujer

Aunque fallezcan, los abuelos siempre vivirán en nuestro corazón

Los abuelos nos llenan el alma con su cariño y sus historias. Ellos son quienes nos miman, nos comprenden y nos consienten, por ello todo niño quiere pasar tiempo con sus abuelos.

Ese tiempo que niños y abuelos pasan juntos los beneficia a ambos, ya que hay mayor actividad y los llena de vida. Niños y abuelos se hacen compañía, se cuidan y son los abuelos los que son más flexibles con los niños, mucho más de lo que fueron con sus propios hijos.

Si eres un padre que permite que sus hijos compartan con sus abuelos, estás fomentando un gran lazo familiar que beneficia en muchos aspectos a tu pequeño. Pero, ¿qué pasa cuando un abuelo muere?

Es difícil tener que explicarle a un niño que alguno de sus abuelos ya no estará más, pero por otro lado es algo que no puede ser ocultado. Hoy te daremos algunos consejos para poder enfrentar este momento en que debes contarle a un niño sobre este fallecimiento para que no sea de una forma traumática para ellos.

Ayuda a tus hijos a superar la muerte de sus abuelos

El lazo entre un nieto y su abuelo es irrompible, aún después del fallecimiento del segundo. Lo que debes hacer es tener tacto para hablar con tu hijo de este delicado tema.

Debes decirle a tu hijo que su abuelo ya no está en este mundo y que Dios ha querido llevárselo para que esté junto a él. Así ellos sabrán donde estará su abuelo y que estará muy bien allí.

Una niña de 3 años podría decir: “Mi abuela se fue allí, muy alto al cielo con unas alas en la espalda y Jesús la cura allí donde esta”.

Un niño de 9 años podría decir: “El abuelo es como un universo. Está muy lejos, mucho más lejos que el cielo. Allí hay árboles, lagos… ¿Es como la Tierra, pero diez veces mejor!”.

La forma en que ellos imaginan el lugar donde está su abuelo los ayuda a superar el dolor y a volver con el tiempo a realizar sus actividades normales.

Si tu hijo te pide una foto de uno de sus abuelos que ha fallecido, dásela. Para ellos es una forma de tenerlos cerca y de recordar todo el amor que esa persona le dio.

Fuente: Deliciasblog

9 consejos para enseñar a los niños la responsabilidad

Integrar la responsabilidad en los niños no es un truco, sino simplemente enseñarles habilidades para la vida“, dice Karen Ruskin, autora de: Las 9 técnicas clave para criar niños respetuosos que toman decisiones responsables. “Los niños que no tienen responsabilidades se sienten con derecho y piensan que el mundo siempre hará algo por ellos“.

Y la responsabilidad no es simplemente completar una tarea. “También se trata de una actitud, de la idea de actuar y sentirse orgulloso de hacerlo, no solo de que tu mamá y tu papá lo hagan por ti“, dice Alex Barzvi, co-presentador del programa de entrevistas: About Our Kids.

¡Criar niños buenos y útiles que saben cómo hacer un sándwich no es una fantasía! Le pedimos a nuestros expertos formas fáciles de incorporar la responsabilidad en la vida de un hijo, y aquí te dejamos unos consejos:

Comience joven

No puedes de repente hacerle asumir la responsabilidad de un adolescente y esperar que él sepa cómo cumplir. Imagina que tu hija de secundaria te llama al trabajo con la queja: “Mamá, tengo hambre. ¿Cuándo volverás a casa?” Tú dices: ¡Hazte un sándwich! Ella responde: “Voy a esperar por ti”. Repartir responsabilidad a los niños debe comenzar temprano, cuando aún es pequeño.

Deja que te ayuden

No te quejes y lamentes cuando sea el momento de hacer las tareas domésticas. Sonríe e invita a tu hijo a ayudar (incluso si hace que el trabajo tarde más tiempo). Es un trabajo en equipo, un tiempo precioso con tu hijo y una lección que un día lo enviará al mundo con la capacidad de clasificar luces y sombras.

Cuando tu hijo es invitado a participar, se siente valorado“, dice el Dr. Ruskin. “Tomará estos buenos sentimientos y aprenderá a apropiarse de su hogar y se sentirá orgulloso de mantenerlo“.

Muestre el camino a sus hijos

Juega con el nivel de habilidad de un niño, sugieren ambos expertos. Primero, puedes demostrar cómo completar pequeñas tareas. Si tu hijo quiere un bocadillo, muéstrale dónde están las manzanas y cómo lavar una. ¿Tu hija siempre tira su ropa sucia al suelo? Coloca una cesta en su habitación y muéstrele a dónde pertenecen los pantalones de un día.

Haz que las responsabilidades sean apropiadas para su edad e incluso usa la palabra “responsabilidad”, dice el Dr. Barzvi; cuando informes a tu hijo sobre las tareas que esperas que complete por su cuenta utiliza este tip. ¡Suena adulto e importante!

Modelo de responsabilidad

Elimina una mesa llena de platos sucios del desayuno con la frase: “Ahora ponemos nuestro plato en el fregadero”, cuando termine la comida. Usa las mismas frases ‘nosotros’ una y otra vez para mostrar cómo puede resolver problemas fácilmente. Pide a otros miembros de la familia y a la niñera que sigan tu ejemplo. Te sorprenderás de lo rápido que estas acciones se convierten en un hábito para los niños.

Elogiarlos

A los niños les encanta ayudar. Ellos quieren ayudar. Mantén una vibra positiva ofreciendo elogios específicos para las acciones. “¡Colgaste tu abrigo en el gancho y estoy orgulloso de ti!” O “¡Gracias por vaciar la basura de tu habitación!“.

Los niños desarrollarán un sentido de propiedad para cualquier acción repetida. Y esta comunicación constante les ayuda a tomar la iniciativa en otras situaciones, dice el Dr. Barzvi, como en la escuela o en una cita para jugar.

Maneja tus expectativas

Cuando le pides a una niña de cinco años que tienda su cama, es posible que todavía esté desequilibrada. No critiques y reconoce un trabajo bien hecho. La próxima vez que hagas tu propia cama, muéstrale cómo lo haces.

Evita las recompensas

Al menos al principio. Hay un momento y un lugar para las recompensas y los subsidios, pero ambos expertos están de acuerdo en que deben ser responsables. No asumas que debe existir un sistema de recompensas para que tu hijo aprenda la responsabilidad. Si bien un cuadro de recompensas puede ser efectivo para algunos niños, otros responden igual de bien por elogiarlos, pasar tiempo juntos y también sentir que aumenta su confianza en sí mismos. Ahorra recompensas por las tareas que van más allá de lo que esperas que sean las responsabilidades normales de tu hijo en el hogar.

Proporcionar estructura y rutina

Los niños prosperan en orden. En lugar de ofrecer recompensas para que cumplan con sus responsabilidades, establece una rutina de la mañana con un resultado final positivo. Tu hijo debe lavarse los dientes, desayunar y vestirse antes de mirar televisión. (Ten en cuenta que la televisión no se ofrece como recompensa, es solo el resultado de terminar la rutina). Y él debe poder completar la rutina en cualquier orden que funcione para él.

Un niño más pequeño puede no darse cuenta completamente de que estas tareas son sus responsabilidades, pero puedes permitirle crear una estructura saludable que le dará las herramientas para que algún día desarrolle estrategias para hacer la tarea sin que le molestes, Sugiere Ruskin.

Enseñar las consecuencias

Aprender a cuidar sus cosas también ayuda al niño a desarrollar un sentido de responsabilidad por sus acciones. Para que tu hijo se limpie después de un proyecto de arte, infórmale que no podrá jugar con sus crayolas y tijeras hasta el día siguiente si deja una mesa desordenada. Entonces debes seguir y quitarle sus provisiones si elude su responsabilidad. Cuanto más hagas cumplir las reglas, más probable será que él limpie sin que se lo pidan, o al menos sin quejarse demasiado.

En última instancia, es la decisión de tu hijo no guardar un juguete“, dice el Dr. Barzvi. “Los padres tienen miedo de dejar que los niños sufran, estén tristes o enojados, pero si siempre resolvemos los problemas de los niños, no aprenderán a ser responsables a medida que crecen“.

Fuente: Latinmoney

5 beneficios de decir las cosas que piensas

Existen muchas personas que se limitan al momento de decir lo que piensan, lo cual no está bien, ya que uno siempre se debe expresar sin reprimirse. Al final las personas deberán respetar cada punto de vista.

Ser una persona que dice lo que piensa trae muchos beneficios y en este artículo te diremos cuáles son, esto seguramente te ayude a cambiar tu manera de ser y te anime a expresar lo que sientes.

Beneficios de decir las cosas que piensas

1. Sinceridad

Las personas que saben decir lo que piensan en cualquier relación interpersonal que establecen son sinceras y hablan con la verdad ante todo. Es cierto que no es fácil todo el tiempo decir lo que pensamos sobre los demás o sobre ciertas situaciones. Lo importante es aprender a ser asertivos y lo más sinceros posibles sin necesidad de herir a los otros al dar nuestra opinión.

2. Dominan su tono de voz

Este tipo de personas son cuidadosas con su tono de voz. Si comienzan a hablar con alguien y se nota en su tono o lenguaje no verbal la molestia, crean una barrera que hace que la otra persona perciba el desagrado ante una situación y que no responda de manera efectiva a lo que dicen o requieren. Si se pone cuidado en la forma, el mensaje de fondo será mucho más aceptado y comprendido.

3. Saben abordar el problema en su momento

Suelen abordar los problemas en el momento que ocurren para poder resolverlo inmediatamente. Lo importante es hacerlo de manera tranquila y así poder establecer una comunicación más fluida desde el entendimiento y no desde el juzgar. Guardar por mucho tiempo lo que se piensa no es un buen hábito.

4. Ejercen la capacidad de dar su opinión

Jamás se callan o dejan de demostrar sus opiniones, ya que en algún momento se presentará una situación en la que todo lo guardado salga a flote y se explote de manera intempestiva y negativa. Lo mejor es pensar en calma y a solas la manera más adecuada de expresarse y no postergar aquello que se quiere decir, siempre considerando que la otra persona también tendrá su punto de vista, diferente pero igual de respetable.

5. Son responsables

Este tipo de personas jamás culpan a otro. No empiezan el diálogo hablando de las cosas que ha hecho mal la otra persona, pues esto genera malestar y se va a pensar que se está juzgando, lo que bloquea la buena comunicación. Las personas que saben decir lo que piensan empiezan por reconocer los errores propios y por exponer los malestares con argumentos bien justificados.

Fuente: Hogarynatura

8 usos que le puedes dar a la sal fuera de la cocina

La sal es uno de los productos que tiene mil utilidades además de la gastronómica, sigue leyendo y descubrirás nuevas funciones de este producto maravilloso.

Todos conocemos la razón de poner sal a nuestros platos: realza el sabor de los exquisitos ingredientes que elegimos para formar una alquimia del sabor. Pero ademas hay otro uso se le dio desde hace siglos… ¡La limpieza!

Destapa cañerías

Una de las cosas frecuentes que nos ocurren es que el fregadero se tape por los restos de alimentos que suelen quedar en los platos. Antes de comprar un químico que destape prueba con agua caliente y sal, y viértela por el agujero. Esto no solo elimina la grasa de la cañería sino que también el fuerte olor que suele salir por ella.

Enjuague bucal contra bacterias

Mezcla agua tibia con sal y haz buches. Si sufres de gingivitis es un buen remedio para palear esta afección, además que actúa como un antibacterial potente.

Reaviva los colores de las telas

Si ya tus cortinas y alfombras están manchadas y huelen mal por tanto uso, prueba con este truco: Prepara agua salada muy concentrada y con un paño refriega en las manchas y la suciedad pegada. Veras como además con un lavado vuelven a verse impecables.

Contra las hormigas

Si este insecto es parte de tu cocina aquí te damos una solución: Coloca sal en diferentes sectores de la cocina en donde veas que se hace el camino de hormigas. Esto no solo las aleja sino que también ayuda a reducir la humedad.

Renueva tu plata

La plata y el cobre suelen perder su brillo con el tiempo; para evitar esto mezcla vinagre de manzana y sal y tendrás una súper formula para eliminar las manchas y recuperar el brillo de los metales.

Blanqueador natural de dientes

Mezcla este producto junto con bicarbonato de sodio 50/50 y cepíllate los dientes. No solo combatirás la placa bacteriana sino que tus dientes se verán como perlas blancas.

Para lavar ropa

Al final del lavado pon un poco de sal y verás que la ropa no solo sale limpia, sino que también estará suave con el plus de que la sal evita que se encoja. Si la cuelgas al sol potenciará su efecto.

Limpia ventanas

Si te es imposible sacar las molestas manchas de los vidrios, mezcla sal y agua tibia y coloca el producto en un rociador. Notarás que brillantes y limpios quedan.

Fuente: Positivomundo